Arquitectura Bioclimática

Arquitectura Bioclimática: Casas Ahorrativas

La arquitectura bioclimática es una forma de construir las viviendas que busca aprovechar los diferentes recursos disponibles, como puede ser el sol, la lluvia, el viento o la vegetación, para reducir el consumo de energía de la propia vivienda.


Esta disminuye los impactos ambientales y reduce los efectos negativos sobre el entorno.

Esta tiene una flexibilidad debe permitir conseguir siempre un equilibrio entre todos los factores tiene en cuenta las condiciones del terreno, el recorrido del Sol, las corrientes de aire, etc., aplicando estos aspectos a la distribución de los espacios, la apertura y orientación de las ventanas, etc., con el fin de conseguir una eficiencia energética.

La construcción de casas con arquitectura bioclimática son energéticamente inteligentes la cual nos podrá hacer ahorrar petróleo junto con el creciente uso de todo tipo de utensilios eléctricos en las viviendas, calefacción, refrigeración, etc. Pero estas técnicas están adquiriendo desarrollos muy potentes que nos conducen a metas más ambiciosas.

Este concepto ha ido evolucionando hacia ideas capaces de responder a demandas energéticas y medioambientales, propiciando que se pueda hablar hoy de “arquitectura o construcción sostenible”.

 

 

 

 

 

En cuanto a los materiales utilizados en la construcción bioclimática, encontramos dos:

Naturales: como bambú, madera, tierra, piedra, etc.

Procesados: como el poliestireno, que es un fantástico aislante térmico.

Estos se pueden aplicar como adaptación de temperatura, integración de energías renovable, captación, aprovechamiento de lluvia. Para ello pueden variar su uso y el método de utilización dependiendo de la ubicación geográfica donde se encuentre el proyecto.

 

 

 

 

 

 

 

Los siguientes son criterios que se deben tomar en cuenta, para que la arquitectura sea efectiva:

  • Ubicación
  • Destacar la importancia del tratamiento exterior del edificio
  • Sistemas de captación de energía solar
  • Forma de la vivienda
  • Orientación del edificación
  • Sistemas para el ahorro energético
  • Masa térmica
  • Sistemas de energías renovables aprovechables en ese lugar determinado
  • Sistemas de aislamiento
  • Aprovechamiento climático del suelo
  • Sistemas de ventilación
  • Diseño de sistemas para el precalentamiento del agua, mediante placas solares
  • Ahorro de agua
  • Aprovechamiento de agua de lluvia
  • Galerías de ventilación controlada
  • Sistemas vegetales hídricos reguladores de la temperatura y de la humedad
  • Disminución del consumo energético y con él, la contaminación ambiental
  • Sistemas de captación de luz natural
  • Climatización natural
  • Sistemas de control para optimizar el uso de la energía
  • Utilización de materiales ecológicos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *